Seleccionar página

Año: 2013
Dimensiones:
50 x 80x 50 cm.
Género, técnica y soporte: 
Objeto neomedial, mixto, variados

Reflexión:  Siempre he querido ver las señales de radio, o el humo de los aviones, para así ver y entender cómo estas atraviesan nuestros cuerpos, nuestras edificaciones, alimentos, etc. poder ver la contaminación invisible a nuestros ojos y nuestras conciencias. Juego modular, es una obra que interactúa, dialoga y oblitera el residuo electrónico que circunda nuestro entorno, esto se logra utilizando circuitos electrónicos telemáticos reciclados, entonces esta operación artística  abre la posibilidad de volver sensible a nuestros sentidos una fauna escondida para nosotros, por lo tanto la escultura neomedial reacciona con un espasmo ante la interacción de cualquier usuario de una radiofrecuencia de banda ciudadana en las bandas de señal VHF/UHF a 27 Megaherz, esto se logra por medio de la intervención de una placa madre de un walkie talkie, un amplificador de audio y motores de juguetes, esto nos abre la posibilidad de captar para luego sentir la onda errante. La retroalimentación de nuestros elementos intervenidos y desfuncionalizados nos permite que esta basura electromagnética ponga a la obra en una posición de observador reactivo ante el estímulo urbano de alta contaminación fruto de las constantes manifestaciones de la ciudad como organismo vivo que necesita imperiosamente comunicarse cada vez más sin importar las consecuencias de sus propios actos.

Esteban Córdova, Artista Visual

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad